Sigue las actualizaciones a través de tu e-mail

martes, 26 de julio de 2011

Árbol del Té

El aceite del árbol del té  se obtiene gracias a la destilación de las hojas de un árbol conocido como Melaleuca Alternifolia.

Posee un efecto antiséptico triple: actúa eliminando las bacterias, virus y hongos. Es bactericida,  fortalece el sistema inmunológico, anti-acné, Regenerativo celular,  Cicatrizante: ayuda a cicatrizar lesiones y heridas que sangran, Antiinflamatorio,  Expectorante: ayuda a eliminar flemas y mucosidades, desodorante: refresca el ambiente y absorbe olores desagradables, fungicida: elimina hongos y balsámico.

Se usa para ayudar a sanar la piel en padecimientos como acné, verrugas, granitos (barritos), y de infecciones.
 
En casos de catarro crónico, sinusitis, gripe, infecciones de los senos paranasales, etcétera.
 
Para refrescar el ambiente de las casas o lugares cerrados (se usa en aromaterapia en el difusor.
 
Ayuda a regenerar y sanar la piel, penetra profundamente la dermis y oxigena las células, limpiando a profundidad, por lo que es muy usado en cosmética y productos de belleza.  

El aceite del árbol del té se puede usar con mucha confianza, pues no conlleva ningún riesgo para la salud, no es irritante, pero si hay que evitar su contacto con los ojos. Si esto ocurre, hay que lavar con agua abundante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario